Disco de Johnny Doods: Una joya editada por el Club de Jazz de Santiago en 1956

Los discos – me dijo una vez una amiga- aunque giran sobre sí mismos, no por eso son egocéntricos u obstinados, ya que suelen rodar de mano en mano, cautivando a quien los posee, hasta que alguien más reanuda su periplo o vuelve a lanzar el tejo en el pozo de la escucha.DiscoCJS2222

A 28 años del inicio del siglo XX, un disco se grabó en Estados Unidos con el título de “Johnny Doods Washboard Band”, el mismo que casi tres décadas después, en noviembre de 1956, se reeditó en la naciente República Jazzística de Chile.

Este 2016 se recuerdan sesenta años de esta desconocida e intensa historia. Lo bueno es que, como todos los discos, es posible volverlo a re-descubrir gracias a esa dinámica de girar y girar, pero no sobre sí mismos, sino que compartiendo su gracia y su esencia.

La metáfora del jazz como un adolescente que vive su niñez en New Orleans, inaugurada probablemente por Helen Kaufman en su texto “From Jehová to jazz” en 1937, reaparece en la presentación que Domingo Santa Cruz Morla hace de “Johnny Dodds. Extended play CJS-3”, en la carátula del disco de 45 revoluciones por minuto, editado por el Departamento Cultural del Club de Jazz de Santiago, el año 1956.

DiscoCJS5555Este jazz “en estado de niñez” (en Nueva Orleans), según Santa Cruz, adquiere en su juventud una“fisonomía definitiva”, años después en Chicago.

Fueron sólo 350 ejemplares, fabricados por la Corporación de Radio de Chile, que incluyeron en la tapa del disco las palabras de Domingo Santa Cruz Morla, quien caracterizó a Johnny Dodds como un “clarinetista de raza negra”, adscrito a la escuela de Chicago, “modesto y sencillo”, quien pese a no tener “las dotes de jefe” actúa – excepcionalmente- como jefe de banda junto a la pianista Lil Harding (adolescente universitaria, esposa de Satchmo; para algunos la responsable del giro hacia el estrellado que el astro tuvo al ingresar, aconsejado por Lil, a la Orquesta de Fletcher Henderson).

Junto a ellos, Anatole (Natty) Dominique en trompeta; Honoré Dutray en trombón; Bill Johnson en bajo y Baby Doods (hermano de Johnny) en washboard o -simplemente- tabla de lavar. El registro es de julio de 1928, en Chicago, ciudad donde se grabaron casi todas las obras del llamado “estilo New Orleans”.

Johnny Doods Washboard Band no integra batería, por lo cual la base rítmica queda a cargo de Lil Harding al piano y Jonson al bajo.DiscoCJS1111

Respecto de Doods, “en sus manos -escribe el experto crítico chileno – el duro clarinete se hace flexible, pareciendo incorporarse a la propia carne del ejecutante”. Cuerpo instrumental, instrumento corporal, la simbiosis entre músico e instrumento es en el jazz de tal manera intensa, que no hace mucho el maestro, compositor y pianista inglés Martin Joseph afirmaba que para el jazzista el instrumento es “una prolongación de su propio cuerpo”.

Sea este disco, a seis décadas de su extraña reedición fuera de Estados Unidos, un pétalo desenterrado en las manos de las nuevas generaciones.

 

(*) El autor es Licenciado en Literatura (U. de Chile), Musicólogo (U. Alberto Hurtado), investigador y conductor del programa especializado “Holojazz”, en radio Universidad de Chile, 102.3 FM. 

 

 

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*