Grupo musical chileno Los Ángeles Negros celebra 50 años reuniendo a su voz original

Una de las agrupaciones más exitosas del país, con una inusitada carrera en América Latina, especialmente en Argentina, Perú, Venezuela y México, es escasamente reconocida en Chile. Con sede hace tiempo en México, la banda que le puso electricidad a la melodía romántica cumple cincuenta años juntando por primera vez en casi cuatro décadas a su voz original.

Y es que la historia de Los Ángeles Negros ha tenido de todo. Comienzos humildes en una ciudad de provincia, éxito indiscutido en las radios, salto internacional, separación de sus integrantes, olvido y abandono, reconocimiento en toda la región.

Un sencillo quinteto del pueblo sureño de San Carlos decide participar un día 8 de junio de 1968 en el concurso de la principal radio de la zona, La Discusión de Chillán. No sólo ganan el certamen, también son contratados por una disquera multinacional y -de la noche a la mañana- se encuentran con la fama que alcanza, incluso, hasta la –por esos años- naciente zona latina de Estados Unidos.

Temas como “Por qué te quiero”, “Y volveré”, “Mi tristeza es mía y nada más”, “Quiero más de ti” y “Cómo quisiera decirte” constituyen un verdadero fenómeno aún hoy. De hecho, los raperos estadounidenses Beastie Boys incluyeron “El rey y yo” (otro exitazo de los chilenos) al final de su single “The move”, segundo corte del LP de 1998 “Hello nasty”.

Grupos juveniles como los mexicanos La Mizrahi Blues Band o los chilenos Los Tres, Los Bunkers y Los Tetas reconocen sus influencias.

La voz característica del grupo fue Germaín de la Fuente, pero éste deja el grupo a mediados de los 70 y el guitarrista Mario Gutiérrez, otro de sus fundadores, es quien decide situar al grupo en Ciudad de México, encabezando desde allí una exitosa trayectoria que se mantiene hasta ahora, con músicos locales y chilenos.

Una muestra de su impacto regional es que Gutiérrez lucha, año tras año, contra un sin fin de suplantadores que, tanto en Estados Unidos como en Centroamérica, se presentan como los “verdaderos” Ángeles Negros.

La precaria vida de un antiguo vocalista

El año 2015 se conoce la increible experiencia que vive el tercero de sus vocalistas, el chileno Enrique Castillo, quien forma parte el grupo a mediados de los años 80 y logra registrar dos discos.

Medios de prensa mexicanos descubren que el cantante se sume en una intensa depresión tras la muerte de su esposa y su familia política lo expulsa de la casa que ocupaba, según explican, debido a profundos problemas de carácter que tiene Castillo.

Tras eso, el cantante -enfermo y sin dinero- lleva una vida como vagabundo en las calles del DF, teniendo una camioneta “combi” abandonada. Enfrentando complejas condiciones, se alimenta de lo que los vecinos del sector pueden entregarle.

Al conocer la situación, Mario Gutiérrez se contacta con el cónsul chileno en México e inicia acciones para ayudarlo, logrando traer de vuelta a Chile a Castillo, en donde fue acogido por sus hermanos, quienes no saben de él desde hace más de dos décadas.

Los “Beatles” de la cebolla

Aunque el grupo no ha detenido su accionar en México, renovando constantemente a la voz principal, lo cierto es que Germain de la Fuente no sólo tiene el privilegio de ser recordado como el primer solista, sino que como el mejor que ha ocupado esa responsabilidad.

Por eso es que cuando Gutiérrez se da cuenta de que la banda cumple este año 50 primaveras, decide hacer gestiones para reunirse con de la Fuente. No ha sido la primera vez, pero la idea siempre ha sido rechazada por el cantante. Hasta ahora.

Con una presentación en el Teatro Metropolitan de la calle Independencia en Ciudad de México, Los Ángeles Negros comienzan a celebrar su aniversario -con Germain de la Fuente incluido- el domingo 24 de junio.

Para muchos, se trata de un verdadero hito. Aunque en Chile la banda no es totalmente reconocida -quizás porque se trata de una mezcla extraña entre rock y música cebolla- en América Latina en ampliamente respetado.

Precisamente ese sonido medio “beatles” que ostenta el grupo como marca de fábrica logró ser altamente atractivo para un masivo público regional que valora lo sentimental de sus letras. La “cebolla” vestida con ropa eléctrica suma ya casi veinticinco discos y millones de unidades vendidas.

Para sus seguidores en América entusiasma mucho el regreso de Germain de la Fuente. Son muchos los que esperan que la presentación de México se el comienzo de una gira. Gutiérrez no lo ha negado ni lo ha confirmado.

 

 

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*