Investigación científica hecha en Chile descubre inadvertidos grupos de galaxias

Un equipo de astrónomos e ingenieros informáticos mayoritariamente chilenos acaba de descubrir la existencia de nuevos grupos de galaxias (o cúmulos) en zonas del espacio que ya eran conocidas.

El hallazgo fue posible gracias al desarrollo de un algoritmo computacional creado por el grupo de investigadores, a través del cual fue posible encontrar cúmulos menos brillantes y distribuidos de manera más distantes entre sí.

La investigación dio origen a un estudio publicado recientemente en la revista especializada The Astrophysical Journal.

“Se trata de un resultado tan sorprendente como si los geógrafos hubieran obviado – en un catastro- un tercio de los picos más altos de la cordillera de los Andes por aparecer más planos debido a la acumulación de nieve”, explica Roger G. Clowes, del Instituto Jeremiah Horrocks de la University of Central Lancashire (Inglaterra), quien es co-autor del texto publicado.

La herramienta matemática se creó usando un método geométrico que permitió dar cuenta de una muestra más completa del espacio que las ya conocidas.

Se subestimaba el número de galaxias

Los cúmulos de galaxias son aglomeraciones de materia oscura, muy distintos a la materia más común constituida por átomos. De hecho su presencia se revela sólo por el efecto gravitacional.

Analizando una base de datos correspondiente a 200 mil galaxias, el estudio señala que la materia oscura de un cúmulo puede también tener asociada galaxias de poco brillantes y menos aglomeradas.

Hasta ahora las galaxias reconocidas de un cúmulo eran elípticas de alto brillo. Lo descubierto indica que los análisis que sólo consideraban este tipo de características son incompletas, es decir, subestimándose el número total.

“Que cúmulos similares en masa puedan contener galaxias muy diferentes es evidencia de que la historia particular de cada cúmulo es relevante, no sólo su masa, refutando así varios modelos de formación de galaxias previos”, explica Gabriel Marinello, astrónomo del RadioObservatorio Alma.

Luis Campusano, doctor en Astrofísica e investigador de Cata.

Nuevo paso en la evolución de galaxias

Una de las grandes ventajas del algoritmo creado es que ofrece ductibilidad para ser útil en otras instancias, haciendo las adaptaciones necesarias. El sistema busca patrones en conjuntos de datos muy grandes permitiendo detectar información relevante de manera rápida y oportuna.

Evolucionando desde distintos papers y sumando profesionales complementarios, el estudio tuvo una duración de doce años. Las observaciones se realizaron desde un instrumento robótico instalado en un telescopio ubicado en Australia.

La investigación -encabezada Luis Campusano, doctor en Astrofísica e investigador del Centro de Excelencia en Astrofísica y Tecnologías Afines, Cata- implica dar un nuevo paso en torno a la teoría de evolución de galaxias puesto que no existe una previsión teórica del comportamiento encontrado.

** Mira aquí publicación del estudio en The Astrophysical Journal.

 

 

 

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*